Examen de mi pequeña colección de condecoraciones de los ejércitos del Eje durante la Segunda Guerra Mundial.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Orden de la Corona de Italia (Ordine della Corona d'Italia)



La Orden de la Corona fue creada por Víctor Manuel II el 20 de febrero de 1868 para conmemorar la unificación italiana. Su objetivo era cubrir la parcela correspondiente a aquellos que han hecho grandes servicios al Estado italiano, pero sin llegar a ser merecedores de la Orden de la Anunciación (estrechamente ligada a la Casa de Saboya, y que otorgaba el título de "primo del Rey" a quien la rcibía) ni de la Orden de San Mauricio y San Lázaro (de pasado templario y espíritu estrechamente católico).

Los grados de la condecoración corresponden al típico sistema italiano: Caballero, Oficial, Comendador, Gran Oficial y Gran Cruz. En mi colección se encuentra este ejemplo de Cruz de Caballero: se trata de una cruz biselada (de brazos convexos) esmaltada en blanco, que presenta en el espacio situado entre los brazos los nudos emblemáticos de la Casa de Saboya, y en el centro un medallón con la Corona de Hierro del antiguo Reino de Lombardía (este motivo también aparece en la Orden de la Corona de Hierro austro-húngara). En el reverso, el espacio central es ocupado por las armas de Saboya: un águila negra con un escusón en su pecho consistente en una cruz de plata sobre fondo de gules. La cinta es roja con una franja blanca en el centro.

Durante la Segunda Guerra Mundial se otorgó con un carácter eminentemente civil, tanto a italianos como a alemanes, rumanos, húngaros y croatas, y antes a españoles en el transcurso de la Guerra Civil. Al finalizar la Gerra, en 1946 se produjo la proclamación de la República y la huida de Umberto II y el resto de la familia real. En el nuevo sistema de galardones, sólo se conservó la Orden al Mérito Militar de las antiguas condecoraciones monárquica. El resto quedaron reservadas para el magisterio personal del rey en el exilio. Umberto II la siguió otargando profusamente, pero tras su muerte en 1983 la Orden quedó en suspenso. Cinco años después, su hijo y sucesor, Víctor Manuel, Duque de Saboya, la reemplazó en el sistema de galardones dinásticos por la nueva Orden al Mérito Civil de Saboya, por lo que la condecoración que nos ocupa quedó definitivamente extinta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario